Inicio Ciencia y Tecnología ¿En qué etapa están las vacunas contra el coronavirus?

¿En qué etapa están las vacunas contra el coronavirus?

El anuncio del laboratorio Pfizer sobre la efectividad de su vacuna contra el Covid-19 le dio esperanza a un mundo que sigue sorprendiéndose por un virus que alteró para siempre la vida de todos. Pero esas novedades también obligan a repasar el grado de evaluación de las otras vacunas que se están desarrollando.

La farmacéutica estadounidense dijo que la vacuna que está probando junto con BioNTech es eficaz en más de un 90% y evita que las personas contraigan la enfermedad, según un análisis preliminar. La vacuna ha sido probada en 43.500 personas en seis países y hasta el momento no ha ocasionado ningún problema grave de salud.

Los pacientes necesitan dos dosis de la inyección, con tres semanas de intervalo. Los ensayos -efectuados en Estados Unidos, Alemania, Brasil, Argentina, Sudáfrica y Turquía- muestran que la protección del 90% se logra siete días después de la segunda dosis.

Aunque hasta la mañana de este lunes Pfizer no había publicado los datos de su estudio, ni éste tampoco había sido revisado por pares (científicos independientes), Pfizer y BioNTech planean solicitar una aprobación de emergencia para usar la vacuna antes de fines de noviembre.

Mientras todas las miradas apuntan hacia ese laboratorio, conviene repasar en qué punto de la producción y evaluación se encuentran las otras empresas que intentan proveerle al mundo el antídoto para la pandemia.

Según informó BBC News, hay 47 vacunas que están en etapa clínica -es decir, siendo probadas en humanos-, y 155 en etapa preclínica -testeadas en laboratorios-, según la información más actualizada de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

TERCERA FASE

Los laboratorios que llevaron sus productos a la etapa final y están reclutando voluntarios para esta fase o siguiendo los efectos de las vacunas son:

LA VACUNA RUSA.
  • Instituto de Investigación Gamaleya, de Rusia: vacuna desarrollada a partir de una versión no replicante de dos adenovirus, en Rusia y Bielorrusia. Denominada Sputnik V, fue la primera aprobada por un gobierno, en este caso el de Vladimir Putin. La decisión generó polémicas, pues no había entrado aún en la tercera fase. De todos modos, se anunció que en diez días empezarán a conocerse los resultados de la etapa final.
  • Sinovac y el Instituto Butantan, de Brasil: basada en una versión inactivada del virus que está siendo probada o se probará en Indonesia, Brasil y Turquía.
  • Instituto Wuhan de Productos Biológicos y Sinopharm, de China: se creó a partir de una versión inactivada del virus que está siendo probada en Emiratos Árabes Unidos y Marruecos.
  • Instituto de Productos Biológicos de Pekín y Sinopharm, de China: desarrollada mediante una versión inactivada del virus, en pruebas en Emiratos Árabes Unidos y Argentina.
  • Universidad de Oxford y AstraZeneca en Reino Unido: tiene comopunto de partida una variante no replicante de un adenovirus, el virus que causa el resfriado común, en Brasil, Estados Unidos, India y Rusia.
  • CanSino con el Instituto de Biotecnología de Pekín, China: basada en una versión no replicante de un adenovirus, en Rusia y Paquistán.
  • Janssen (de Johnson & Johnson): su principio activo es la versión no replicante de un adenovirus, en Estados Unidos, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Sudáfrica.
  • Novavaxm de Estados Unidos: basada en proteínas del SARS-CoV-2 que está siendo probada en Estados Unidos, México y Puerto Rico.
  • Moderna, de Estados Unidos: formulada sobre la base del ARN (ácido ribonucleico) del coronavirus, que está siento sometidos a test en su país de origen.

ENSAYOS INTERRUMPIDOS

La Universidad de Oxford y AstraZeneca tuvieron que suspender los ensayos en octubre después de que un voluntario muriera en Brasil. Días después, esa entidad educativa afirmó que «una cuidadosa evaluación» no había encontrado problemas de seguridad en la vacuna experimental.

La BBC entiende que eso se debió a que probablemente la persona fallecida no había recibido la vacuna.

LA VACUNA DE OXFORD Y ASTRAZENECA.

Los ensayos se habían interrumpido también en septiembre después de que se reportara un efecto secundario en uno de los voluntarios en el Reino Unido. Las pruebas se reanudaron días después, tras concluirse que era seguro hacerlo.

La empresa Johnson & Johnson también interrumpió temporalmente los ensayos clínicos de su vacuna, Janssen, en octubre «por la enfermedad inexplicable» de un participante del estudio que se realiza en los Estados Unidos. Días después anunció que reanudaría las pruebas.

Aproximadamente la mitad de los voluntarios en los ensayos reciben la vacuna real, mientras que la otra mitad recibe una vacuna autorizada contra la meningitis. Ni los participantes ni sus familiares saben cuál es en realidad la que reciben.

Normalmente pueden pasar diez años desde el desarrollo inicial de una vacuna hasta su distribución masiva. Sin embargo, para la Covid-19 hay un esfuerzo global para reducir ese periodo a solo 18 meses sin renunciar a los estándares de seguridad.

Artículo anteriorValencia no tendrá un maratón masivo, pero sí a los atletas que volaron en Buenos Aires
Artículo siguienteLa odisea de pagar un alquiler en CABA gracias a la “Ley Lipovetzky”