Inicio otras noticias Cerraron más de 20.000 pymes en 2020

Cerraron más de 20.000 pymes en 2020

Los datos son alarmantes: el año pasado, durante el azote más fuerte de la pandemia, más de 20.000 empresas bajaron la persiana, de acuerdo a los datos registrados por la AFIP. De esta forma, la plaza total se redujo 4,2% y volvió a los niveles de 2008.

El último informe de la consultora Ecolatina describe que en los últimos años se observaron tres etapas bien diferenciadas en esta variable: entre 2003 y 2011, la cantidad de empresas del sector privado formal saltó 60%, ayudada principalmente por una economía pujante. Entre 2012 y 2018, el estancamiento del PBI tuvo en su correlato en la cantidad de firmas, que permaneció invariante. Finalmente, entre 2018 y 2019 cerraron cerca de 18.000 empresas netas (-3,9%). 

“Excluyendo del análisis a las firmas unipersonales (asociadas al cuentapropismo), más de la mitad del total emplea a menos de 25 trabajadores formales. Sin embargo, estas empresas explican menos de 1 de cada 3 empleos. A la vez, estas firmas pagan salarios un 35% más bajos que la media, que se encuentra ‘inflada’ por las empresas grandes que remuneran mejor”, asegura la consultora. 

En el otro extremo, casi 1 de 4 trabajadores lo hace en firmas de más de 500 personas, quienes cobran un salario 50% por encima del promedio. Así, estas disparidades también se reflejan en la masa salarial: en el último marzo, las pequeñas empresas concentraron menos de un quinto de ésta, mientras que las grandes explicaron casi el 40%. 

Por otra parte, se destaca que en marzo, casi un año después del piso del nivel de actividad, las empresas netas no volvieron a crecer de manera significativa. Por el contrario, su número sigue estancado en torno a 520.000. De esta forma, el saldo de la pandemia está siendo la pérdida de aproximadamente 20 mil unidades productivas (-4%), junto con la destrucción de 100 mil puestos formales de trabajo (-1,6%).

Ecolatina resalta que el segmento más afectado son las proveedoras de servicios: el 95% de las firmas que cerraron pertenecían a este rubro, representando una caída de 5%. Más de la mitad de los cierres se concentró en empresas de comercio (-4,1%), transporte (-8,1%) y gastronomía y hotelería (-13,8%), casualmente, los rubros más golpeados por las restricciones. Por su parte, las empresas productoras de bienes se redujeron en 0,8%, mostrando una pérdida neta de 700 firmas. 

Artículo anteriorCon o sin medalla, Peque Pareto es de oro
Artículo siguienteLa disciplina fiscal no gana votos