Inicio Política/Economía ¿Es cara o barata la carne en Argentina?

¿Es cara o barata la carne en Argentina?

En los últimos días el Gobierno comenzó a negociar con los frigoríficos la posibilidad de que cierta cantidad y cortes de carne lleguen al mostrador de las carnicerías a precios más accesibles.

Más allá de la eficacia del proceso, y del incremento que el producto ha tenido en la canasta de alimentos durante los últimos meses, es válido comparar cómo es la situación del consumidor argentino con respecto al de los países vecinos cuando decide comprar carne vacuna.

El último informe del Ieral de la Fundación Mediterránea, firmado por el economista Juan Manuel Garzón, nos brinda una idea cabal de los precios que rigen en la Argentina en comparación con Brasil, Uruguay y Chile.

URUGUAY

Asegura el documento que “en  el  IPC  de  Uruguay  se  monitorean  e  incluyen mensualmente los  precios  de  15  cortes  de  carne  bovina. Estos  precios se  comparan  con  los  precios  de  similares  cortes  de  la  base  del  IPCVA,  expresados  en  una  misma  moneda  (USD).  En  diciembre  del  2020,  el  precio  medio  de  estos 15 cortes en Uruguay era de u$s 7,2 por kilo, mientras que en Argentina fue de u$s 6,2. En promedio, la carne argentina era un 14,4% más barata que en Uruguay”.

Y añade: “En algunos cortes no había prácticamente diferencias de precios (Peceto, Asado), mientras que en otros la brecha a favor de Argentina era de más del 25% (carne molida común, carne molida especial). Algo interesante de notar es que la misma comparación realizada con precios de junio de 2020 daba  una  brecha  mayor  a  favor  de  la Argentina . A  mediados  del  año  pasado,  el  precio  medio  de  los  15  cortes  bajo  análisis  se  ubicaba  un  29,1%  más  barato  en  Argentina  que  en  Uruguay”.

El economista concluye que “existe la fuerte presunción que los precios de diciembre que tiene el IPCVA son menores a los actuales  (inicios  de  2021);  los  valores  de  algunos  cortes  parecen  bastante  más  bajos  que  los  que se pueden encontrar efectivamente en el mercado (por caso, el IPCVA tiene un bife ancho / costeleta grande a un precio de $469 el kilo, un valor muy bajo para lo que fue el cierre del 2020)”.

CHILE

En el análisis frente al mercado cárnico chileno, “se  comparan  los  precios  de  13  cortes  de  carne  bovina  relevados  por  ODEPA  en  Chile  con  sus  similares  en  Argentina  (IPCVA)  para  el  mes  de  diciembre  del  año  pasado.  El  precio  medio  de  estos  cortes  en  el  país  trasandino  era  de  u$s  10,5 el kilo, mientras que en Argentina fue de u$s 7,2 / kilo. Para el mes de referencia, la carne bovina era en Argentina un 30,9 % más barata que en  Chile,  a  nivel  consumidor  final.  En  algunos  cortes,  caso  del  lomo,  la  brecha  a  favor de Argentina era mayor a la media, mientras que menor en otros, caso del peceto o el matambre”.

En su paper, Juan Manuel Garzón remarca que “a los efectos de tener  una  referencia  de la dinámica, se realiza la misma comparación pero con valores de junio de 2020. La brecha de precios medios era del 29,2 % a favor de Argentina, un porcentaje muy similar al de diciembre. Entre mediados y fines del año pasado se observa un encarecimiento del precio de la carne (medido en dólares) en ambos países, en Chile pasa de una media de 13 cortes de u$s 8,5 / kilo a u$s 10,5 (+23%), mientras que en Argentina va de u$s 6,0 / kilo a u$s 7,2 (+20%)”.

BRASIL

El caso de Brasil es singular porque, según explica el Ieral, “no se logró  acceder a una base de precios de cortes de carne como en los restantes  países. En los IPC que elabora el gobierno nacional no están disponibles  los precios medios de los productos que se incluyen en el índice y  tampoco parecería haber instituciones como el IPCVA u ODEPA en Chile  que realicen relevamientos de precios de carne”.

“Por el motivo anterior la comparación con Brasil se limita a los valores de las tiendas online de los  supermercados.  En  este  caso,  por  el  tamaño  de  Brasil  y  la  diversidad  de  valores,  se  relevaron  los  precios  de  los  supermercados  Carrefour,15  Pao  de  Azucar16,  Magodrive17  y Mambo18  de  8  cortes  de  carne,  tomándose  los  valores  promedios.  Se  encuentra  para  estos  8  cortes un precio promedio de $ 832 / kilo, que compara con un valor medio de $ 781 / kilo en los  dos  supermercados  de  Argentina  que  fueron  relevados  (Jumbo  y  Dinosaurio).  Argentina  aparece con una carne bovina en promedio un 6% más barata que en Brasil, con matices según cortes,  por  caso  una  brecha  más  alta  que  el  promedio  en  Lomo,  pero  no  así  en  Peceto,  corte  en el que Brasil aparece con un precio más bajo”, afirma el documento.

CONCLUSIÓN

El documento, firmado por Garzón, concluye que “en el 2020, un año de crisis, los precios de la carne bovina fueron más rápido que la mayoría de precios  de  la  economía.  El  año  fue  muy  atípico,  los  precios  de  la  carne  tuvieron  un  primer  trimestre  con  subas  importantes,  luego  se  estabilizaron  en  el  segundo  y  tercer  trimestre,  a  consecuencia  seguramente  de  la  pandemia  y  la  depresión económica,  para  finalmente  cerrar  con una importante aceleración en los últimos dos meses, particularmente en diciembre”.

Y recalca: “A  pesar  de  la  suba  de  fines  de  año,  en  la  comparación  con  los  valores  que  rigen  en  los  mercados de carnes de países vecinos, los precios locales se encuentran en niveles similares o inferiores,  medidos  por  supuesto  en  una  misma  moneda.  El  relevamiento  en  precios  en  supermercados  para  una  muestra  de  cortes  da  un  precio  medio  cercano  a  los  $800  el  kilo  en Argentina, Uruguay y Brasil, los tres exportadores de carne bovina, mientras que, en Chile, un país importador de carne bovina, el valor se acerca más a los $1.000 / kilo”.

Artículo anteriorComerciantes piden la Emergencia Económica en CABA
Artículo siguienteUn juicio histórico